Seleccionar página

Quizás en tu mente tengas la idea que cambiar una cerradura de una puerta metálica es algo muy complicado y que requieres obligatoriamente de un profesional de la cerrajería. encontrar más información. Encontrar más información
En estas líneas que a continuación vas a leer te vas a dar cuenta que no hay mayor equivocación que esa, y que por el contrario, es muy sencillo, más de lo que tú crees.
De verdad, es un trabajo que no requiere experiencia ni mucho tiempo de dedicación, lo que vas a necesitar son herramientas útiles como las siguientes: Un punzón, una cinta de medir, gafas de seguridad, un martillo, y un taladro eléctrico.
Además, también debes poseer una nueva cerradura para instalarla en la puerta de metal.
Para empezar, con la cinta que se usa para medir, debes tomar nota de la longitud exacta de las siguientes distancias: Desde la parte de debajo de la puerta, debes medir exactamente 42 pulgadas, esto es, un poco más de un metro. Debes realizar esta misma medida a la de la cerradura que piensas instalar, por supuesto desde el borde de la puerta.
Se utiliza el punzón y el martillo para realizar una especie de marca, que va a indicar donde se debe centrar la cerradura, luego de realizar la segunda marca de otras 42 pulgadas. Esta segunda marca, se debe hacer desde la parte exterior de la puerta, utilizando el borde de la puerta para así poder centrar la cerradura.
Empieza a utilizar el taladro:
Debe ser uno con el que se pueda perforar el metal, se hace el respectivo orificio tomando en cuenta la marca que se hizo por la parte interior de la puerta. Este agujero se debe realizar con broca de una octava de pulgada. Es importante resguardar tus ojos con las gafas de protección, y realizar las perforaciones comenzando desde la parte interior de la puerta hacia la parte exterior.
Procede a verificar si la puerta posee borde de metal.
Y esto es debido a que muchas puertas de metal, tienen un borde de madera, para así facilitar su instalación de las cerraduras sobre todo, y dependiendo del material es la broca del taladro que se usa.
Para el caso del borde de metal, se debe utiliza una perforadora de sierra, de unos 2,5 cm o de 1 pulgada. Recuerdas ¿haber tomado una medida desde el borde de la puerta? Es el momento de realizar el orificio a partir de la respectiva marca.
Acto seguido: Debes instalar la cerradura con su respectivo cilindro:
Se utiliza el orificio que se ha realizado como referencia, y se instala todo el sistema de montaje correspondiente al perno de tu cerradura.
Se debe fijar al hueco que se hizo en el borde, exactamente el de 2,5 cm o de 1 pulgada. Se debe luego asegurar con 2 tornillos que estoy seguro viene con el kit que has comprado de la cerradura. Se coloca luego el bombín de la cerradura.
Debes recordar poner el lado de la llave por la parte exterior de la puerta, así como el picaporte por el lado del interior de la puerta.
Todo esto debes asegurarlo con unos tornillos muy largo que deben también venir con tu kit de instalación de cerradura que has comprado desde un principio.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE Y LLAME